oct 11, 2013

¿Estamos viviendo una burbuja especulativa en el pádel?
Ya puedo adelantaros que, técnicamente, no. Digo que no porque una de las características principales en una burbuja económica es el aumento de los precios del bien que se consume y en el caso del pádel, y más concretamente en el precio de los alquileres, si ha habido aumento éste no ha sido significativo. Es verdad que jugar en un Indoor, muy de moda en estos tiempos, es más caro que jugar en el Municipal de toda la vida pero el valor añadido es obvio y, según mi punto de vista, el aumento de precio está justificado. No obstante, sí que hay ciertos indicadores que nos deberían encender las luces de alarma.

Los factores que generan una burbuja económica (o especulativa, como a algunos les gusta llamarlas y puede que, incluso, sea más acertado en nuestro caso) son inciertos aunque la experiencia nos dice que, como mínimo, debe estar presente: una fuerte demanda, una legislación favorable y la inyección de dinero al sector. En el caso del pádel, el aumento de la demanda es evidente, incluso recientemente aparecía un artículo en el que se aseguraba que se trata del segundo deporte más practicado en España. También es cierto que las normativas de uso de suelo de los municipios se están adaptando para que las naves vacías que copan sus polígonos industriales sean susceptibles de convertirse en un nuevo Club de Pádel Indoor. Y por último, y debido principalmente a la mala situación económica en España, el pádel se ha convertido en un “valor refugio” (la cursiva pretende imprimir ironía al concepto y las comillas redundan en esta ironía…) para muchos inversores. Actualmente, instalar un club Indoor de 6 ó 4 pistas en una población de 2.000 habitantes dónde ya existen otras 10 pistas de pádel cubiertas parece una muy buena idea, puede ser….

Ahora bien, que “todo” el mundo juegue al pádel, que el ayuntamiento de turno nos facilite (sé que habrá gente a la que se le removerán las entrañas cuando lean que los ayuntamientos facilitan la concesión de licencias pero sí es cierto que ahora están mucho más concienciados a hacer una modificación puntual del Plan de Urbanismo que hace dos años) la concesión de la licencia y que dispongamos de los cientos de miles de euros que vale, no que cuesta, hacer un Indoor.. ¿justifica la proliferación de clubs de pádel que estamos viviendo en algunas zonas de España? No lo sé. No lo tengo tan claro.

Ante este panorama, ¿qué debemos esperar? Según mi opinión, y siempre que un acuerdo entre los clubs más representativos no lo impida, una corrección de los precios a la baja. Muchos, hasta me atrevería a decir que la mayoría, de los clubs, principalmente INDOOR, que están inagurando instalaciones están enfocados al alquiler de pistas y cuentan con un formato muy similar: las pistas de cristal, una recepción, cafetería, vestuarios y una pequeña zona destinada a “gimnasio”. Estos clubs, si no han dado la importancia que se merece a la Escuela de pádel y no han potenciado el área social, sólo pueden recurrir a competir con los precios del alquiler. Pero…¿se pueden permitir bajar los precios?¿es aconsejable? En la zona de los alrededores de Madrid, se está pagando de alquiler entre 800 y 1.200 € por pista instalada. Un club medio de unas 6 pistas está pagando al mes, sólo de alquiler de la nave, unos 6.000 € y el precio de la hora de alquiler está entorno los 16 € en hora de máxima afluencia (los precios varían de los 14 a los 18 €). Con estos datos, se necesita alquilar un mínimo de 63 horas al mes cada una de las pistas. Es decir, unas 2 horas al día de alquiler de Todas las pistas del club para cubrir el coste del arrendamiento de la nave. Si a los gastos del alquiler, le añadimos el personal, el mantenimiento, la amortización de la inversión y los gastos fijos…..¿cuántas horas debemos tener alquiladas las pistas únicamente para cubrir gastos? Depende. Depende, principalmente, del número de pistas de nuestro club ya que los gatos de un club de 4 pistas no difieren mucho de uno de 10 y estamos repercutiendo el precio sobre la pista. Es decir, si los gatos fijos del club, sin contar con el alquiler, son de unos 7.000 €, en un club de 4 pistas necesitamos que cada una de las esté alquilada unas 3,5 h más y en un club de 10 pistas unas 1,5 h mas al día. Con esto estoy diciendo que los Clubs con menos pistas tienen menos margen de maniobra para ajustar los precios, menos instalaciones para acometer más eventos y menos capacidad para impulsar la escuela. Por consiguiente, deberían centrar su estrategia en la fidelización. En aumentar la calidad de sus servicios para que sus clientes no tengan la necesidad de probar un club con más pistas, más eventos, más servicios y puede que hasta un mejor precio.

Por último, a modo de conclusión, y partiendo de la premisa de que no creo que el pádel sea una moda pasajera y que no intuyo ningún otro deporte que le vaya a quitar adeptos en el corto plazo, veo muy difícil que la demanda de pistas de pádel sea suficiente para que todos los clubs que se están inagurando sean rentables y que, ante este panorama, muchos de los clubs que no ofrezcan un servicio de calidad, con especial esmero en la escuela y en la parte “social” van a tener que reinventarse o cerrar. Además, los que peor lo van a pasar van a ser los más pequeños. Ojalá me equivoque.
Fuente: http://www.paddlecoaches.com/

¿Estamos viviendo una burbuja especulativa en el pádel?